martes, 1 de abril de 2008

LA COLECCIÓN DEL MUSEO NACIONAL PICASSO PARÍS EN EL REINA SOFÍA



Esta temporada va de museos...

Hasta el cinco de mayo se puede disfrutar en el Museo Reina Sofía de una de las más ambiciosas retrospectivas de Picasso que se han celebrado hasta el momento. Reúne más de 400 obras procedentes de la colección personal del artista y de las que no quiso desprenderse nunca, los denominados “picassos” de Picasso. Pinturas, esculturas, cerámicas, dibujos, grabados, cuadernos de apuntes y una selección de 20 fotografías documentales del archivo del pintor. Se expondrán fuera del museo parisino aprovechando las importantes obras de reforma y ampliación que llevarán al cierre parcial del Hôtel Salé. Dado el importante número de obras, el Museo Reina Sofía ha habilitado tres grandes salas dedicadas a exposiciones temporales y el ala completa de la Colección Permanente en la que se encuentra situado el Guernica. En estos espacios, las obras procedentes del Musée National Picasso se exhibirán en diálogo con las del Museo Reina Sofía. En total, la exposición se estructura en cuatro ámbitos: 1895-1923; 1924-1934; 1935-1951, 1947-1972.

La verdad es que yo he tenido suerte porque, cuando estuve en París de reportera del Ponte Louco, no me dio tiempo de visitar el museo de Picasso. Luego me enteré de que estaba cerrado y de que se iba a celebrar esta exposición, así que este fin de semana cultural me lié la manta a la cabeza y me fui al Reina Sofia, con tan buene suerte que la entrada es gratuita los sábados desde las 14h30. La exposición es maravillosa y yo tendré que volver pues aún me quedaba una sala por visitar.

Id si tenéis oportunidad.

1 comentario:

Rogelio dijo...

Básicamente la exposición se estructura con los fondos de la colección permanente del museo Picasso de París, quizás la más completa (a juicio de los estudiosos del artista) de cuantas existen en el mundo.
Por el motivo anterior, la colección que se expone en el Reina Sofía es muy interesante y fácil de disfrutar, especialmente para aquellos que les guste el arte contemportáneo, bueno, más bien las vanguardias europeas de principios del siglo XX.
Yo, la verdad, sí que he disfrutado con esta muestra.
¡Ánimo y daos una vuelta por Madrid antes de que finalice mayo!