martes, 3 de febrero de 2009

MORRE HANS BECK, O PAI DOS CLICKS DE PLAYMOBIL

Cos bos ratos que nos fixeron pasar os bonequiños que inventou, Hans Beck ben merecía aquí unha homenaxe.
¿ Quén de nós non tivo de cativo algún click na man e imaxinou o inimaxinable con il?

Na miña época de máis cativa aínda non estaban moi de moda, ou eran moi caros, non sei. O caso é que a mín nunca mos trouxeron os Reis Magos. Pero como tiven a sorte de ter un irmán pequeno, aproveiteime todo o que puden de xogar cos del aínda que se supuxese que eu xa non tiña idade para elo. Aínda os temos guardados no garaxe. Eu recordo perfectamente a Granxa cos seus porquiños, o chalet co seu columpio no porche e o seu mobilario (era o que máis me gustaba), creo que había tamén unha ambulancia porque recordo o click que ía en silla de rodas...
¡Qué tempos!


11 comentarios:

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Bueno,... yo era más de madelmanes y geypermanes. Era otra época. LO triste es que ls perdí todos (entra traslado y traslado).

Con el tiempo volví a hacer una pequeña colección de madelmanes, gracias a un periódico que no sé si conoces...

Un abrazo.

ALTAZOR TEMBLOR DE CIELO dijo...

Efectivamente, eres de otra generación (jejeje) Los clicks aparecieron en el 74, pero desde luego a mi casa tardaron más en llegar. No me los compares con los madelmanes!

Anónimo dijo...

Roge... lo siento , tengo que cargar contra ti, los madelmanes ni siquiera eran capaces de mantenerse en pie solos, eran una panda de deslabazados sin sangre en las venas. en cambio el click...
saludos.
Oscar.

MAIS CARGADA DE BOMBO dijo...

Eu sen a mais minima dubida son dos clicks, tiven uns cantos... pero non eran perfectos como reflexa o chiste¦ chega un click a un bar e dille¦ ponme unha cervexa. De que marca, preguntanlle. Di¦ dame igual vouna botar pola espalda...

NOTA¦ non me funcionan as maiusculas, nin os acentos nin nada

EMITIENDO PARA TODA LA GALAXIA dijo...

Pois eu nunca xoguei cos clicks, porque coma os meus irmáns xa eran moi, pero que moi maiores non herdei ningún, pero sempre me fascinou ese corte de pelo tan peculiar que tiñan.Eu, sin lugar a dúbida, son das Barriguitas.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

¿¿¿Cómo que no se mantenían en pie los madelmanes, Don Oscar???

Por supuesta que sí se mantenían. Además, los accesosrios (helicóptero, posición acorazada, lancha de salvamento, equipo de campaña, equipo de cruz roja, ...) eran una pasada. Mejor los madelmanes que los geypermanes (que sólo aportaron la barba...).

El click es un muñequito... (sin ánimo de molestar) un tanto naif. El madelmán, sin duda, es un muñeco realista.

Sí: SOY DEL MADELMÁN (Y geypermán, a veces).

Aurora dijo...

Pues yo, (que soy la más yaya de todos) era de la Nancy, qué pasa.
Pero estoy con Rogelio, los madelmanes, esos tíos de verdad, ni color con los clicks; yo jugaba siempre con mi primo Eduardo, que debía tener todos los madelmanes del universo ...

Anónimo dijo...

mmmm.... pois enton(tampouco me van os acentos)igual me engañaron de pequeno co nome dos madelman, pero eu teño xogado cos que lle chaman madelman, deixabalos de pe e automaticamente viñanse abaixo (vou investigar o tema) E por outra parte, uns fulanos que xa viñan na caixa cheos de ferramentas listas para matar na vida podrian imitar os Beatles nun paso de peatons nin facer nada mais que matarse uns a outros(e esa a sociedade que queremos!!!!!).jajaja.
Oscar.

ALTAZOR TEMBLOR DE CIELO dijo...

Bueeeeeeeeeeeeno, amí me gustan los clicks, pero sin lugar a dudas adoraba a la NANCY (la de antes y no esa chuminada que hay ahora) a Lesly, a Lucas y, por supuesto a los Barriguitas, ah, sin olvidadar a NENUCO, BABY MOCOSETE Y LAS MARIQUITAS.

Anónimo dijo...

Teño que pedir disculpas con caracter de urxencia a Roge. Acabo de cair na conta que os que non se tiñan de pe son os ¿"airgunboys"? non vin na vida como se escribe pero polo son ten que ser algo asi.
Oscar.

Montse dijo...

He llegado al blog por casualidad. ¡Qué entradas más fabulosas, las de los juguetes!

Los Clics los empezaron a comercializar la gente de Famobil (Famosa, como las Nancys, Lucas y cía.) y recuerdo que costaban unas 70 pesetas las cajitas peques, en la que no venía más que un clic.

Yo soy del 71 y todavía pillé el auge. Disfruté muchísimo jugando con Clics y Clacs a hospitales, séptimo de caballería, piratas, bomberos, polis, etc.

Besos enormes a Galicia.